Noticias - Sindicato OTRAS

Vaya al Contenido

* ¡Sentencia histórica a favor de las trabajadoras sexuales !

Sindicato OTRAS
Publicado de en Articulo · 28 Febrero 2019
Evelyn Rochel, compañera migrante del Sindicato OTRAS, ha logrado lo que nadie en la historia en el ámbito laboral del Estado Español: Que la justicia reconozca la existencia de relación laboral entre una trabajadora sexual y un club de alterne.
Así como Evelyn, se encuentran miles de compañeras que trabajan para terceras personas en clubes y pisos. Al igual que ella,  por voluntad propia, haciendo uso de su capacidad de agencia dentro de las opciones que se nos presentan a la inmensa mayoría de las trabajadoras sexuales y mujeres migrantes en general.
Si, el trabajo es elegido, sin embargo, como en cualquier otro trabajo, las condiciones son impuestas…ya sabes, si quieres trabajar aquí, las aceptas, si no, adiós muy buenas. Sabemos que eso sucede en la empresa más grande del IBEX 35 o en el club mas grande de Madrid.
Sabemos de sobra que en trabajos reconocidos hay muchas situaciones de explotación y abuso por parte de la patronal aprovechándose de la necesidad de la clase trabajadora migrante; ahora imaginaros cuando el trabajo no está reconocido oficialmente, aunque genere unos recursos de tal magnitud, que cuente para el PIB que calcula el Gobierno.
Esa falta de reconocimiento se traduce en condiciones laborales de esclavitud, como lo ha expresado la propia Evelyn.
En una sentencia histórica, y haciendo uso del más absoluto sentido común, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid le da la razón a Evelyn en su demanda del reconocimiento de la relación laboral entre el Club Flowers y ella.
Cuando Evelyn comenzó a trabajar en dicho club, 15 años atrás, existían condiciones laborales que fueron pactadas y aceptadas por ambas partes. Como no podía ser de otra manera y como procuramos hacer todas como trabajadoras, Evelyn cumplió con su parte del acuerdo, trabajando en los horarios establecidos por el club, pagando la cuota diaria que se  le exigía por la habitación, pues también era su vivienda, así como seguir las instrucciones dadas por el local en cuanto a calzado y reparto de dinero por consumiciones y servicios.
Sin embargo, aprovechando el muy favorable hueco legal que les otorgan las leyes al no reconocer el trabajo sexual, los empresarios, como no puede ser de otra manera, unilateralmente empeoraron las condiciones laborales de sus trabajadoras, a lo que Evelyn se opuso frontalmente.
Evelyn Rochel, con su lucha por el reconocimiento del trabajo sexual como trabajo, ha abierto la puerta para que demandas y sentencias similares comiencen a salir de los juzgados de todo el territorio español. Según el abogado laboralista que representó a Evelyn, esta sentencia es un hito ya que aúna tres pretensiones: que se declare la existencia de relación laboral en el alterne aún cuando se ejerza la prostitución en el mismo local, cosa que sucede en todos los clubes.
Que se declare la existencia de esa relación laboral aún cuando falta una nota característica de la misma como es la retribución y lo más interesante para todas las compañeras que trabajan de la misma manera; impone la necesidad de encuadrar a las trabajadoras en un convenio colectivo, en categoría de auxiliar de servicios dentro de Hostelería y Hospedaje de la Comunidad de Madrid.
El club, en su defensa, argumenta que en algunos casos, las trabajadoras llegan a cobrar trecemil euros netos al mes; eso que quiere decir que las trabajadoras generan, cuando menos el doble (y posiblemente más), recursos económicos que los empresarios no ingresan en forma de cotizaciones a la seguridad social, como debería ser su obligación, dejando a en total desamparo a sus trabajadoras en momentos de enfermedad, baja o jubilación.
Como no puede ser de otra forma, el Club Flowers recurrirá la decisión ante el Supremo y quedará en sus manos que esta injusticia histórica contra miles de mujeres trabajadoras, empiece a corregirse y subsanarse, esperemos que también en el Tribunal Supremo reine el sentido común y la justicia social, como ha sucedido en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.



sin comentarios
Created by Jota & Violetta
Sindicato de Trabajadoras Sexuales
Regreso al contenido